Acertando con el estilo Vintage y sus tejidos

Escrito por bodaynovia 20-07-2015 en Vestidos vintage novia. Comentarios (0)


La gran particularidad del vintage, engloba unas cuantas épocas y estilos, por ello los diseños para estos vestidos son tan exclusivos y también femeninos así todas las novias que se decantan por este género buscan la finura y la sensualidad que les caracteriza dejando formalidades atrás. Precisamente la gran variedad de estilos puede dar lugar a confusión y caer en el error de mezclar telas y cortes que pueden arruinar nuestro look.

Evitando dar la tela

Teniendo en cuenta lo anterior es reiterativo pero necesario saber que la mujer vintage que eres en ese día tan especial, debe ser una novia vintage en toda regla si no quieres denotarte de un modo contrario a lo que realmente debe ser, llamar la atención por lo deslumbrante que estarás y no porque parezca que vayas disfrazada, sin ofender pero es la realidad y para ello estos consejitos que pueden ser muy beneficiosos.

2 épocas clave y sus telas de cabecera

Definitivamente sigues leyendo el artículo, así pues vamos allá querida novia vintage. El género vintage que oscila desde los años 20 a 60 más o menos, corresponderá a cada década unas características partículas por moda y socio-culturales que deben aplicarse a nuestro outfit.

Años 20, la década por excelencia de la inspiración vintage, que se define por darle a la mujer un estilo vaporoso y suelto con esos vestidos de cortes más rectos y que dejaban intuir la figura femenina acompañada de un toque elegante. De accesorios que recargaban el look, de la impresionante variedad de tocados acompañados de pedrería e incluso plumas.

Y cómo no con la perla como joya por excelencia, opulencia de algún modo y buen gusto.

La seda y por supuesto su copia y patente de los Estados Unidos, el rayón que es una seda artificial, forman junto con los encajes casi el principio por excelencia.

Años 60

Época de cambios  muy fuertes sobre todo para la mujer, drogas y amor libre, sí, correcto hemos llegado a la moda Hippie, que está incluida en el estilo Vintage que tanto nos apasiona. Recoge el espíritu de muchos novios que proceden a celebrar su boda rompiendo convencionalismos y rituales que les oprimen el pecho, por ser un evento más repleto de formalismos que no van con ellos y que no les representa. Hemos llegado a las fibras entre más naturales y fibras de creación nueva.

Vuelven los vestidos vaporosos, joyas sencillas con raíces en la naturaleza, lo artesanal, las flores… E incluso la bámbula que es un tejido ligero de algodón o fibra sintética que produce unos plisados permanentes, sería de un buen uso para nuestra novia hippie.

Así pues dejaremos de un lado el mikado, que tan socorrido es y ha sido para la novia clásica, pero en las décadas 20 a 60 no es lo que más de moda ha estado para nuestra novia retro o vintage.


La organza y el chifón

Son dos tejidos finos pero por ejemplo la organza por su composición de fibras estrechamente torcidas resulta rígida pero flexible, y con una caída fluida. El chifón es una tela aún más fina y casi transparente con una fluidez aun mayor, normalmente sirve para acompañar otros tejidos.